lunes, 10 de mayo de 2010

La parábola del tonto

Antes que te vayas vas a contemplar,
he hecho algunos cambios, te sorprenderán.
Ya no hay confusión
ya que el rencor duerme ahora en un desván.
Dime ...

Lo has visto, no hay nada de lo que tanto odiabas,
lo he cambiado todo de lugar.
Espera, aguarda, nunca valoras nada,
tus mudanzas aún no pueden empezar.

He tirado bolsas llenas de ansiedad
y aquellos defectos que uno guarda por guardar.
Ya no sé quien soy,
tan sólo sé que hay más luz de lo habitual.
Mira ...

No lo hagas, no lo hagas, por qué me das la espalda,
lo he cambiado todo de lugar.
Mil gracias, de nada,
fue mi última bobada de adolescente, tú ahora buscas novedad.


3 comentarios:

Dharana dijo...

Preciosa la letra... no la había escuchado... gracias por compartirla ^^


Besos

Lorena Chavarría dijo...

hermosas letras, me sentí en parte que se escribía mi historia de afecto hacia un tipo que se cree mucho.


Un abrazo

Lorena Chavarría dijo...

otra cosa me ha encantado tu blog.

ahora pasaré más seguido por aquí.