domingo, 7 de marzo de 2010

- Te odio – dijo dejando caer una lágrima que sabía que rebotaría entre las paredes del olvido.

Y Damián unió su boca a la de Abril, fundiendo todas las lágrimas que había sangrado durante tantos años entre el acentuado latido de sus corazones y el calor que desprendía aquel beso.

5 comentarios:

Afinidades. dijo...

Triste a la vez dulce... Para mí sólo una palabra: ¡Genial!

Bsos :)

rOo RAMONE dijo...

Abril...

*_*

Ullets dijo...

Yo nací perdido en mi universo!
Y mira por dónde, allí nos encontramos =)

Trish dijo...

un beso salado... ñam ^^

gracias por seguirme!

zAAy. dijo...

Me encanta todo tu blog!
es genial!:)
te agrego vale?(L)