lunes, 21 de junio de 2010

Me enamoré de ti cuando...

¿Sabes en qué momento me enamoré de ti? Me enamoré de ti cuando un día gris te cruzaste en mi camino y me gritaste un nombre que ni siquiera era el mio, me confundiste con alguien que esperabas encontrar. Y al darte cuenta de tal decepción, un mar de lágrimas inundaron tus ojos y rompiste a llorar, desesperada, destrozada, rota, como si te hubieran arrebatado la vida, como si te hubieran arrancado el alma.
- ¡Te odio! - me gritaste.
Y yo, sin conocerte, te abracé y apoyé mi cara sobre tu cabello. Y tú aún gritabas abrazada a mi chaqueta mientras yo podía sentir la piel erizada de mi espalda y de cada milímetro de mi cuerpo. Entonces me soltaste y me contaste todos tus problemas, todo tu dolor, todos tus silencios, tus gritos, tus noches y tus mañanas... Hiciste de tu caos un momento mágico y especial entre tú y yo. Una de tus lágrimas cayó sobre mi mano y se deslizó por mi dedo. ¿Adónde fue a parar después? Siempre he pensado que se congeló en el tiempo, que congeló ese instante y lo envasó al vacio. Y de repente, te marchaste sin decir ni una palabra y yo aún guardo el gorro azul que se te cayó en el primer segundo que me salvaste.

6 comentarios:

Lorena Chavarría dijo...

hermoso...

Anónimo dijo...

K BONITO X FAVOR!!!!ME ENCANTAAAAAAAAAAA

Djuna dijo...

vos me salvaste la tarde con ese texto... qué belleza!

Eme dijo...

Tal vez se fue directo al corazon*

besosdulces*

Carmela Rey dijo...

Un relato lleno de ternura y amor.
Me ha gustado.
Un saludo cariñoso

Alba Ferrera Sánchez dijo...

Es curioso cómo alguien puede salvarte sin que se de cuenta. Y es una pena que no puedan salvarse al mismo tiempo. Este texto me maravilló, ¡Gracias por compartirlo con nosotros!