viernes, 24 de septiembre de 2010

He roto los cristales de mi alma.

He olvidado cómo llorar. No me salen las palabras. No sé qué hago. No sé si he tomado la decisión correcta. No sé a dónde voy, ni por qué estoy aquí. Tan sólo soy. Eso es algo, ¿verdad? Quiero decir... eso es bueno, ¿no? Sería mucho peor si me hubiera olvidado de ser yo. Soy, estoy, siento, vivo. ¿Podría pedir algo más?

2 comentarios:

NaiaraRuiz dijo...

“Mi vida no tiene ni propósito, ni dirección , ni objetivo, ni significado, pero aún así soy feliz. No lo entiendo…
¿Qué estaré haciendo bien?”
Charles M. Schulz

Sé tu misma, vive cada momento, haz lo que te plazca, déjate llevar. Verás que todo es más fácil y todo fluirá sobre la marcha. Las palabras saldran solas, las lágrimas rodraran (ono) por tus mejillas y tus actos seran parte de ti y te llevaran a ese lugar escondido en tu interior.


Unbesazo!

Lorena Chavarría dijo...

Estas respiras y vives....y siempre sigues adelante eso te hace fuerte, quizás ya no te queden lágrimas en el lagrimal para llorar...

uun abrazo