lunes, 10 de enero de 2011

Goodnight by the morning

Me he pasado toda la noche pensando en qué decirte cuando te vea, y la verdad es que no he llegado a ninguna conclusión, solución, o lo que sea. Y ahora me siento frustrada, ¿sabes? Te siento tanto y me encanta hacerlo... No sabes que no quiero estar contigo, pero es que ni si quiera yo lo sé. ¿Quién lo sabe? Sólo sé que odio quererte y quiero parar de hacerlo, quiero parar esto y empezar a ser yo, a tomar mis propias decisiones y no tener que contenerme de hacer algo que realmente quiero, como irme allí, o irme allá, o simplemente quedarme aquí, ¿sabes?, pero no poder hacerlo por miedo a hacer daño. Y que tú me lo hagas a mí. No quiero. Pero, ¿qué puedo hacer? Si cuando quiero parar esto se acerca tu sonrisa a mis labios y siento una punzada en el corazón y me arrepiento de querer parar esto y... ¡Dios! quiero y no quiero tantas cosas... Pero ¿qué puedo hacer? Se supone que así es el amor, ¿no? Oh, voy a volverme loca... Buenas noches a las 7:28 de la mañana.

3 comentarios:

·Ursula,· dijo...

Las decisiones que más cuestan tomar son aquellas que sabemos que van a doler. Pero a veces hay que pensar en un futuro y saber que con un poco de tiempo todo va a ser mejor. El dolor pasará y seremos felices de nuevo.
Mucha suerte! Un beso. Por cierto, lindo blog.

Noe dijo...

peroo como escribes taaaan bieeen?? dioss me encanttoo!!
ii con respecto a tuu entradaa...tomar decisions es mui dificil i ams uando afectaaa a tercers..peoro aii q tomarlas....
un besitoo!!!muaaaaCk!!
PD: pasate x mi blog!

Sand. dijo...

impresionante