lunes, 28 de marzo de 2011

Mejor que...


Felicidad en estado puro, brutal, natural, volcánico, que gozada, era lo mejor del mundo... Mejor que la droga, mejor que la heroína, mejor que la coca, chutes, porros, hachís, rallas, petas, hierba, marihuana, cannabis, canutos, anfetas, tripis, ácidos, LSD, éxtasis... Mejor que el sexo, que una felación, que un 69, que una orgía, una paja, el sexo tántrico, el kamasutra, las bolas chinas... Mejor que la nocilla y los batidos de plátano... Mejor que la trilogía de George Lucas, que la serie completa de los Teleñecos, que el fin del Millenium... Mejor que los andares de Ally Mcbeal, Marilyn, la Pitufina, Lara Croft, Naomi Campbell y el lunar de Cindy Crawford... Mejor que el pequeño paso de Amstrong sobre la Luna, el Space Mountain, Papa Noel, la fortuna de Bill Gates, las malas experiencias cercanas a la muerte, la resurrección de Lázaro, todos los chutes de testosterona de Schwarzenegger, el colágenos de los labios de Pamela Anderson, mejor que los excesos de Morrinson... Mejor que la libertad... Mejor que la vida.


Jeux d’enfants

5 comentarios:

Sexy Sadie dijo...

Uf... Quiero ver esa película desde hace un montón!
Por cierto, me encanta la renovación del blog :)

Verónica (peke) dijo...

me apunto el titulo, jajajaja. me ha gustado descubrirte, me quedo leyendote.

besotes de esta peke.

pd. te dejo una taza de cafe en mi rincon, siempre que quieras...

Virginia dijo...

Adoro esa película. Me enamoré de los protagonistas y ellos, a su vez, se enamoraron mutuamente.

Lorena Chavarría dijo...

Oh no he visto nunca esa película me apunto y la vere hoy mismo.

Saludos

Arlequín dijo...

Ya la he visto; tiene un final desconcertante, es lo que tienen las películas francesas ;)